Ya sabes que en Atelier de Bodas nuestro mayor cometido es que luzcas tu vestido ideal el día en el que des el “Sí” más importante de tu vida. Por eso, te acompañamos en todo el proceso preboda para que tomes la decisión que más te identifique y te sientas radiante.

Pero, ¿creías que te íbamos a dejar sola en la fase post? Y es que, una vez que ya ha pasado todo, el símbolo más precioso que te llevarás de ese día, no puede ser otro que tu increible vestido de novia. Nos encantaría serte de mucha utilidad y ofrecerte algunos buenos consejos sobre qué hacer con él una vez ha pasado la boda.

Lo primero que va a pedirte que hagas, es lavarlo. Llévalo a una tintorería especializada antes de que pasen dos semanas del día de la boda. Si tienes alguna duda sobre cómo debe ser tratado, siempre puedes preguntarnos sobre los cuidados que debes tener, ya que puede tener materiales delicados que no toda tintorería maneja.

Busca una caja que te guste, grande y cómoda. Es importante que también sea porosa para que tu vestido no coja malos olores ni una mala posición. Debes forrarla cuidadosamente con papel de seda blanca para evitar que la tela se vuelva amarillenta.

Una vez tengas la caja lista, apoya la parte del corpiño y luego, si tiene mangas,

dóblalas hacia atrás. Envuelve la falda hacia arriba sobre la parte superior del corpiño y continua doblándolo en caso de que sea necesario, pero siempre de forma que quede holgado para evitar que quede ninguna marca. Si tiene cola o tul, ponlo sobre la falda.

Es importante que coloques capas de papel de seda blanca en cada pliegue. De esta

forma evitarás que se arrugue, que coja humedad, o que la tela pueda tocar las partes del vestido que tengan otro tipo de adornos que puedan engancharla.

Finalmente, busca un sitio seguro donde colocar la caja para que se mantenga aislado de la humedad y el calor y donde no le de la luz directamente.

Todos estos consejos son de cumplimiento obligado para que se conserve en perfecto estado sea cual sea su final. Pero, ¿y ahora? ¿eres de las que querrás conservarlo para siempre, o podemos hacerte una propuesta para darle una segunda vida a tu traje de novia?

En Atelier de Bodas somos conscientes de la cantidad de novias que desean casarse pero sus recursos a veces no les permiten vivir la boda que siempre habían soñado. Por ello, te animamos a que, si no te apena deshacerte de él y no necesitas el dinero como para tener que venderlo, lo dones a aquellas mujeres que imaginan casarse con un traje como el tuyo.

Busca organizaciones benéficas que acepten vestidos de novia para entregárselo a quienes más lo necesitan, o bien para que lo vendan en segunda mano y obtengan el dinero sin ánimo de lucro. Escoge la asociación cuya causa vaya más contigo y podrás aportar tu granito de arena.

También puedes investigar en tu alrededor si podrías hacer feliz a alguien de tu entorno con este idílico regalo. Seguro que para esas mujeres, será algo absolutamente inolvidable.

Porque tu vestido de novia se merece terminar en una percha especial.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *